En el 2018 se dispuso para el Ejecutivo provincial un presupuesto de más de $26 mil millones, que fue aprobado por la legislatura de San Luis. En el presupuesto, se establecieron cuales iban a ser los gastos para las diferentes áreas durante todo año pasado. 

El artículo 10 de la Ley de Presupuesto 2018 estableció que el Poder Ejecutivo Provincial “podrá disponer de las reestructuraciones que considere necesarias”. Pero en la cuenta de inversión, se detectó que áreas importantes como vivienda, salud, educación y seguridad sufrieron grandes recortes, y se incrementaron las partidas para los distintos planes sociales o subsidios que entrega el Gobierno de la Provincia.

En salud, de los $30 millones presupuestados para el mantenimiento de edificios, hubo un recorte del 100%. En el programa de Salud Sexual y Reproductiva, de los $300 mil presupuestados, solo se ejecutaron $36.955. Estos indicadores, demuestran la desidia y el poco interés del Gobierno de la provincia en materia de Salud.

Los números también dan cuenta del abandono en el desarrollo de políticas habitacionales. De los dos mil millones de pesos presupuestados para la solucionar los problemas habitacionales, y para la construcción de viviendas en toda la provincia, el gobierno de Alberto Rodríguez Saá solo ejecutó un 9,2%. 

Algo parecido sucedió en la provisión de gas natural, donde hubo un recorte del casi 90% de lo presupuestado para financiar obras en San Luis. Las consecuencias se ven reflejadas en las localidades como EL Trapiche, donde la red llega hasta la entrada del pueblo y no hasta lugares más alejados. Es evidente que no es prioridad del gobernador Alberto Rodríguez Saá que miles de sanluiseños puedan acceder a una red de agua potable, a un hospital público en condiciones, o a una red de energía eléctrica, por citar algunos; por el contrario, parece que la prioridad de la provincia es la remodelación de la réplica de la Casa de Tucumán, en la que se gastaron más de $9 millones.

En relación a los planes sociales que entregó el Gobierno provincial, lamentablemente no nos sorprende el incremento que llega a un 700% de la partida presupuestaria. Los recortes en salud, educación, vivienda, obras y seguridad fueron destinados a cubrir los planes sociales y así jugar con la gente más necesitada, en las elecciones generales del mes de Junio.

Lamentablemente, un año más observamos el mal manejo de las finanzas públicas en nuestra provincia, donde no se respeta el presupuesto aprobado por la legislatura y Alberto Rodríguez Saá complace sus caprichos sin importarle las necesidades de todos los ciudadanos.


Contacto:
Juan Manuel Rigau: 266 4360002
Nadia Ybarra: 266 4407222

Compartilo con tus amigos
Categorías: Prensa

Loading Facebook Comments ...